Blog Image

holmenkollen -blog-

Sobre este blog.

Orientacion pedagogica para madres, padres y maestros.

Escuela y familia: un equipo

calidad Posted on Tue, February 05, 2013 00:47:46

Nos encontramos, en ocasiones, con una falta de
acuerdo entre la familia y la escuela con respecto a las necesidades básicas de
los niños/as.

En casa nos damos cuenta perfectamente de la
importancia que tiene para la educación de nuestros hijos/as tener un criterio
y un acuerdo consensuado por parte del padre, la madre o los cuidadores, para
establecer qué tipo de educación vamos a dar y cómo lo vamos a hacer.

Esta unión y éste compromiso con respecto a la
educación de nuestros hijos/as no acaba aquí, sino que es igualmente necesario
con respecto a la escuela.

Podemos ver con claridad esta necesidad de un
acuerdo entre familia y escuela en algunas de las situaciones que se dan en el
trabajo de las maestras, como cuando el niño no come entero en casa y la familia
quiere que se le de en el centro o cuando el niño en casa lleva pañal y quieren
que en el centro se le quite.

Son ejemplos de situaciones que muestran la
importancia del trabajo en equipo y que éste no siempre se da.

Escuela y
familia forman un tándem en el que debe existir una coordinación efectiva para
un resultado exitoso y de calidad.

No se trata, por tanto, de que nos lo de hecho
la escuela, ni tampoco de que la familia lo tenga que dar hecho, sino de hacer juntos.

La colaboración entre las familias y los profesionales
es fundamental para el crecimiento que el niño o la niña experimenta, junto al
proceso de construcción de su identidad y su autonomía personal.

Por tanto,
es aconsejable que la escuela y la familia compartan las mismas intenciones y
cuidados, caminando juntos en una misma dirección.

Debido al ritmo de vida que llevamos, solemos
delegar ciertos aprendizajes de nuestros hijos/as en los profesionales. Esto
ocurre bien porque no sabemos cómo hacer, porque creemos que no lo vamos a
hacer bien o que nos vamos a desesperar. Todo esto es normal. Educar requiere
de mucha tranquilidad y constancia.

La clave está en la consulta, el apoyo y el
trabajo en equipo con los profesionales del centro de educación infantil. Ellos
nos orientan cómo hacer, teniendo siempre en cuenta si el niño/a está en el
momento adecuado para hacer o no.

Los profesionales de holmenkollen –pedagogía
infantil-
lo tienen claro y asesoran tanto a maestros como a familias. De este
modo, se forma un lazo de unión y un equipo multidisciplinar de trabajo en el
que todos aprendemos con un mismo objetivo: el desarrollo equilibrado del
niño/a.



Beneficios de la asistencia a centros de educación infantil de calidad

calidad Posted on Thu, July 05, 2012 10:28:10

Hoy día los centros de educación infantil están teniendo serias dificultades para ofrecer una educación de calidad.

Sin embargo, las ventajas de ofrecer esta educación de calidad frente a un servicio meramente asistencial son tan notables que muchos centros, entre ellos los que trabajan con nosotros, apuestan por convertir la desfasada fórmula asistencial de antaño en un enfoque educativo, convirtiendo sus aulas no solo en lugares donde se vigila a los niños sino en espacios para el desarrollo integral.


Numerosos estudios e investigaciones confirman los beneficios de la asistencia a centros de calidad.

El NICHD (National Institute of Child Health & Human Development) realizó un estudio acerca de la atención infantil temprana y su desarrollo en la juventud (SECCYD) en 1991, con el objetivo de detectar cómo las diferencias en los cuidados de niños influyen en el desarrollo social, emocional, intelectual y del lenguaje, en la salud y en el crecimiento físico.

Se estudió el efecto sobre el desarrollo de la asistencia a centros de educación infantil en los primeros cuatro años de vida, controlando la calidad de éstos así como otras variables en relación al entorno social y familiar del niño.

Su prinipal hallazgo fue que el desarrollo no depende de la asistencia a centros de educación infantil, sino de la calidad de los mismos.

Los niños que habían asistido a centros de educación infantil de alta calidad de enseñanza y atención obtenían puntuaciones más altas en las escalas de desarrollo cognitivo y mayores logros académicos.

“La primera infancia es una edad delicada que se caracteriza por la rapidez de la evolución física, cognitiva, lingüística, social y afectiva. El desarrollo cerebral es importante y decisivo antes de los 7 años y especialmente durante los 3 primeros años de vida, cuando se forman, o no, conexiones neuronales importantes. Los primeros años determinan pautas de salud, aprendizaje y comportamiento que pueden durar toda la vida” (Documento Conceptual de la Unesco).

Ante la disyuntiva que los centros tienen que resolver en este tiempo de recortes en educación, crisis económica y falta de ayudas, que los sitúa entre ofrecer un servicio básico para minimizar costes o jugarse el todo por el todo e implantar nuevos servicios en pos de la calidad, es interesante recordar la importancia, incluso económica, de esta última opción.

Una educación de calidad implica, por supuesto, una inversión a corto plazo, pero no es mucho mayor que los beneficios a medio/largo plazo (mayor asistencia, mayor visibilidad en el mercado de la educación privada, mayor prestigio basado en los resultados que se puede traducir en mayor interés por parte de los usuarios). Asimismo, si no se opta por esta educación de calidad, los costos a medio/largo plazo puede que resulten en un descalabro de nuestras primeras cuentas, ya que nos costaría mucho más esfuerzo y dinero ponernos al día en innovación (si no hemos innovado en años, es mucho más difícil subirse al tren cuando queramos hacerlo), genera un desfase entre lo que el usuario espera y lo que encuentra (perdiendo competitividad con otros centros que ofrecen servicios con mayor calidad desde hace más tiempo) y nos encontraremos con más problemas en nuestro desempeño diario (que, a la postre, siempre van a exigir un desembolso para “resolver el problema”, que suele ser más caro que lo que hemos ahorrado por no prevenirlo).

En holmenkollen –pedagogía infantil- apostamos por una educación de calidad y un servicio que repercuta directamente en el usuario y, por ende, en la oferta del centro infantil que utiliza nuestros servicios.

Estamos para ofrecer un refuerzo asequible y adaptado a aquellos centros que, como nosotros, creen firmemente en la excelencia en materia educativa.